Cambiando de tema (para esquivar el aburrimiento)

Los protagonistas de este post son dos personajes por los que no siento mucha simpatía. Es más, evitando la diplomacia, diré que me caen mal. Tienen en común la arrogancia, la prepotencia y la soberbia de quien se cree superior por triunfar en su profesión, y eso es algo que, sinceramente, me saca de quicio. Hablo de Johan Cruyff y de José Mourinho.

Especialmente repelente parece el entrenador portugués, quien pese a que en los últimos años ha hecho méritos más que suficientes para figurar entre la élite de entrenadores del fútbol europeo, no desaprovecha la más mínima oportunidad para meter cizáña, confundiendo hacer gala de una fuerte personalidad con la falta de educación. Desde luego no es un ejemplo a seguir.

Pero resulta que, para mi sorpresa, coincido con él acerca de un tema concreto. Situémonos (citando textualmente un artículo publicado en el diario El Mundo Deportivo):

El pasado 30 de septiembre Johan Cruyff criticó en la BBC Radio el resultadismo y el pragmatismo de Jose Mourinho. Afirmó que la forma de jugar del Chelsea era una falta de respeto para sus rivales. El técnico portugués le contestó ayer en el diario 'Récord' con un duro artículo que salpica al Barça.

“Imagine el lector este escenario: después de ser campeón de Europa con el Porto, colgué las botas y me dediqué a jugar a golf y criticar a los otros que trabajan, teniendo como 'hobby' ser consultor del Vitoria. Podría ser el comienzo de una bella historia, pero no es ni será mi historia. Es más parecida a la de Johan Cruyff que, tras salir del Barça, consiguió que todos se acuerden que fue campeón europeo y que todos olviden que siempre que fue campeón nacional se debió a las desgracias ajenas en la última jornada (en Tenerife y A Coruña) y que se olviden también de aquella fantástica final contra el Milan del pragmático Capello, que le ganó 4-0.Desde 1996 Cruyff juega a golf y critica; desde 1996 manipula y aprovecha el poder que le dieron por ser un fantástico jugador de fútbol; desde 1996 que rechaza venir a la nueva realidad del fútbol; desde 1996 que el fútbol le espera para que nos enseñe. Quiero que venga a enseñarme. Lo digo humildemente.Quiero que me enseñe a ser mejor entrenador porque no quiero parar de aprender. Pero no puede enseñarme a ser campeón porque ya lo fui tres veces y nunca lo fui porque Djukic falló un penalti en el último minuto del último partido; no puede enseñarme a ganar Copas y Supercopas porque ya las he ganado; no puede enseñarme a ganar la Copa de la UEFA porque también la tengo; no puede enseñarme a ser campeón europeo porque ya lo fui… Y no quiero que me enseñe a perder 4-0 una final de Champions porque eso no lo quiero aprender. Gané una UEFA en una final espectacular con cinco goles, gané la Champions con un 3-0 en la final, gané la Premier con récord de victorias, lidero la Premier con el mayor número de goles marcados.

Tuve un 'jefe' que siempre decía: “Los entrenadores que fueron grandes jugadores no tienen que trabajar ni ganar, les basta con aprovechar el poder que les dieron por lo que fueron; los entrenadores que no fueron grandes jugadores tienen que trabajar, ganar y escuchar a los dueños de la verdad” (…).

Que venga, que venga. ¡El fútbol le está esperando desde hace diez años! Y, si es posible, que venga al fútbol inglés, donde quizás aprenda que está… en el siglo XXI”

En fin… comparto casi todo lo dicho por el entrenador luso, salvo la alusión a las ligas de Tenerife y A Coruña (la liga dura "x" partidos, y gana el más regular; en ambos casos lo fue el Barça). Me explico:

Como culé que soy desde mi más tierna infancia, puede resultar extraño la escasa simpatía que profeso hacia "el holandés volador". Pero intentaré explicarme: con el Barça de Cruyff disfruté como nunca viendo jugar a un equipo de fútbol. A él le debemos el haber forjado un equipo campeón, ganador de un buen puñado de ligas y, por supuesto, la única Copa de Europa que luce en el museo del club.

Revolucionó el mundo del fútbol primero como jugador, y más tarde como entrenador, buscando y defendiendo el espectáculo como medio para lograr resultados. Ver jugar a Guardiola, Laudrup, Koeman, Stoitchkov, Romario y compañía era simplemente alucinante, y por saber conjugar el talento de esos fuera de serie, le estaré eternamente agradecido. Pero como aficionado al fútbol también recuerdo su etapa posterior a la final de Wembley: recuerdo la derrota ante al Milán, las malas formas con las que despidió a Zubizarreta, sus continuas injerencias en los aspectos contractuales de los jugadores, el hecho de haber provocado la salida del club de Michael Laudrup o de Hristo Stoitchkov, los "brillantes" fichajes de Busquets, Angoy, Lopetegui, Escaich, Sánchez Jara, Korneiev, Jordi Cruyff, Prosinecki, etc…


"Genio y figura hasta la sepultura",
dirán algunos. Y lo cierto es que todos los genios tienen sus excentricidades.Lo más curioso del caso es la sensación que me queda de que, en el fondo, Cruyff y Mourinho, Morinho y Cruyff, son más parecidos de lo que piensan, y probalemente, desean.

Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

Anuncios

6 Respuestas a “Cambiando de tema (para esquivar el aburrimiento)

  1. Hombre… yo también disfruté como un enano viendo jugar al Barça de Cruyff…
    Y también me parece que Mourinho es un impresentable…
    Pero tendrás que reconocer que esas dos ligas a las que hace referencia Mourinho el Barça las ganó de rebote…
    La del Tenerife… en fin, gracias a Mendoza que se cargó a un entrenador cuando llevaba “tropecientos” (exagerando mucho) puntos de ventaja al final de la primera vuelta porque el Madrid no jugaba bien y lo que llegó después fue desastroso y la del Deportivo… ¡¡por culpa de Bebeto!!
    Por algo era el encargado oficial de tirar TODOS los penalties (hasta ese partido) del Deportivo (para ser el máximo goleador) y, curiosamente, en ese partido se fue por la pata abajo y se escondió detrás del portero…
    Así que esas dos ligas (las que iniciaron la fama del Barça “legendario”) sí que las lograron bastante de rebote…
    De todas formas, Cruyff siempre dijo que no sería capaz de entrenar un equipo sin estrellas… por eso se jubiló en 1996… Bueno, se jubiló del banquillo, porque en el Barça sigue mandando…
    Y por si no me crees (;D) fijate en que Rikjaard (como se escriba) curiosamente hace en cada partido lo que Cruyff sugiere en el Sport durante esa semana (sobre todo cantoso el tema de las rotaciones)
    Ahh, y vale que metió la pata en algunos fichajes (como todos vamos) pero: Busquets, Angoy, Escaich, Sánchez Jara y Jordi Cruyff eran canteranos (te has olvidado de Christiansen, por cierto); el pobre Pelotegui (no es una errata) siempre se tenía que tragar las goleadas por la manía esa que tenía Cruyff de ensayar con él las defensas con sólo dos jugadores y Prosinecki… en fin, era el mejor jugador de Europa hasta que llegó a España…
    Y si criticas a Cruyff por esos jugadores salidos de la cantera, también habría que agradecerle que apostase por Ferrer o Guardiola y que fichase a gente como Koeman, Laudrup (al que recuperó para el fútbol) o Stoichkov (totalmente desconocido en Europa hasta que lo fichó)…
    Saludos!!
    P.D.: Mola salirse de lo típico de vez en cuando… ;D

  2. si que mola! 🙂 Pero Sanchez Jara era del osasuna, Korneiev del Espanyol (de ahi paso al barça b) y Escaich del albacete.

    En cuanto a Laudrup y Stoitchkov, igual que recupero al 1º para el futbol, y desubrio al 2º (relativamente, ya que antes de ficharlo fue maximo goleador de europa, empatado con Hugo Sanchez), provocó su salida del club a base de quemarlos con sus chorradas.

    Pero que nadie se confunda: mis criticas a Cruyff se dirijen más a cómo actua desde que abandono los banquillos, que a su trabajo como entrenador. Lo que hace desde entonces es crispar al personal, rajar de todos y estar calladito cuando todo va bien. Pero reconozco quie el barça le debe muchisimo, como entrenador y como jugador.

    Gracias por el comment! 😉

  3. y si, la culpa de la liga del Depor fue de Bebeto. En mi casa todos son del Depor menos yo (sali rana!), y la peña flipo cuando vieron como se escondia, dejandole la responsabilidad al pobre Djukic.

  4. De Korneiev, para que negarlo, ni me acuerdo, de Escaich lo recuerdo en el Español y sobre Sánchez Jara (si no recuerdo mal, tenía bigote) recuerdo que había subido del B (por eso lo decía), pero tantos buenos (uhmm, quizás alguno menos) casi como malos llevados por Cruyff al Barça…
    Sobre lo del conocimiento de Stoichkov, bueno, eso es como un conocido mío que decía que Mauro y Bebeto eran ultra-mega-conocidos en Brasil antes de llegar al Deportivo, y te digo lo mismo que a él, eran conocidos en su casa… para el aficionado medio (como yo) no eran nada conocidos…
    Anda, y yo que pensaba que la salida de Laudrup había sido provocada por las carcajadas que soltaba cada vez que le enfocaban en el palco durante el 4-0… 😄 }:-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s