Quebraderos de cabeza

Pues sí. Para quebraderos de cabeza, los que he tenido durante estas últimas 24 horas. Una vez más, y sin previo aviso, Blogger vuelve a demostrar que es más peligroso que un mono con dos pistolas.

Sin venir a cuento, y sin tocar nada, mi blog se descompuso totalmente, presentando una apariencia caótica. Para estos casos, tengo guardada una copia del código HTML en formato word. Copié, pegué, y… nada. Escogí plantillas distintas, y nada. Me cargué 1 post en el intento (el de Night Watch), y finalmente, tras una serie de tentativas fallidas, puse cierto orden en el caos.
La decepción ha sido enorme (hasta me han salido más canas!), pues poco a poco el blog iba adquiriendo el aspecto que tenía en mente. Y tras todo el trabajo que supuso, me encuentro en las caprichosas manos de esta aplicación gratuita. No ha sido la primera vez, pero espero que haya sido la última (toco madera!).

Un saludo y…no sé hasta cuándo! (por lo menos hasta que se me pase el disgusto)

Anuncios

Una respuesta a “Quebraderos de cabeza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s